Coronavirus

Una nota del pastor Ricky acerca del coronavirus.

Actualización de COVID-19

6 de mayo de 2020

La iglesia bautista Fort Caroline continúa teniendo todos los servicios de adoración en línea, y todos los eventos y actividades están cancelados hasta nueva orden. Al evaluar la situación en cuestión y siguiendo las recomendaciones estatales, ya estamos haciendo planes para cuando podamos reunirnos en persona nuevamente. Cualquier actualización vendrá a través de esta página web fcbc.life/coronavirus-espanol. 


16 de marzo de 2020, 12 p.m.

El Centro para el control y la prevención de enfermedades ha recomendado que durante las próximas 8 semanas se cancelen o pospongan eventos, en persona, que constan de 50 personas o más en todo Estados Unidos.


Basados en esto, y en oración, estamos anunciando que todos los futuros servicios de adoración serán en línea, y todos los eventos y actividades en la iglesia se cancelan hasta nuevo aviso.

Como se hizo ayer, continuaremos adorando con usted en línea. Estos servicios estarán disponibles todos los domingos a las 9:30 a.m. Le invitamos a usted y a su familia a adorar con nosotros visitando nuestra página de Adoración en línea.


Sabemos que esto es un inconveniente para muchos, y lo lamentamos. Sin embargo, esta también es una oportunidad para que cuidemos a los demás y amemos a nuestro prójimo como Cristo lo ha instruido. Síganos en esta página y en nuestro Facebook o Instagram para futuras actualizaciones. Si necesita oración, déjenos saber cómo podemos orar por usted en fcbc.life/prayer. Por medio de sus continuas donaciones, podemos seguir apoyando a los misioneros, así como ayudar a aquellos en nuestra comunidad que puedan necesitar ayuda. Para dar, visite fcbc.life/giving.


Nuestras oficinas estarán cerradas hasta nuevo aviso. Puede comunicarse con nosotros aquí o llamarnos al 904-642-2288.





Un mensaje del pastor Ricky

DECLARACIÓN SOBRE PREPARACIÓN Y PREVENCIÓN

12 de marzo de 2020

A medida que el Coronavirus (COVID-19) se generaliza en los Estados Unidos, es importante que estemos atentos para separar los hechos de la ficción. Nuestra iglesia cree que es importante y apropiado tomar precauciones a favor de los miembros de la iglesia y la comunidad a la que servimos. También queremos llamar la atención a la paz en esta situación, ayudando a las personas a concentrarse en lo que pueden hacer durante este brote y guiar a las personas a nuestro Dios, quien está presente en todas las circunstancias.


Agradecemos a nuestros funcionarios gubernamentales, líderes comunitarios, educadores/administradores, proveedores de atención médica y funcionarios públicos, que están tomando medidas preventivas para minimizar la propagación de este virus. Ellos tienen una tarea con grandes desafíos, y debemos orar para que Dios les dé sabiduría. Aún así, podemos hacer mucho más como individuos para maximizar sus medidas preventivas.


LO QUE Podemos HACER PARA AYUDAR:

  • Lávese las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Lávese las manos con frecuencia y vigor, especialmente después de ir al baño, antes de comer y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Si no hay agua y jabón disponibles, use desinfectante para manos que contenga al menos 60% de alcohol. Cubra toda la superficie de sus manos y fróteselas hasta que se sientan secas.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar. Intente minimizar el contacto con los pomos de las puertas, manijas, pasamanos y otros objetos que se tocan con frecuencia.
  • Desinfecte personalmente los objetos que se usan con regularidad y las superficies que puede haber tocado con las manos sin lavar, incluidos los teclados, tabletas y teléfonos.
  • Cúbrase la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar, y luego deséchelo adecuadamente en los recipientes de basura disponibles.
  • Reduzca la exposición innecesaria con las personas enfermas evitando todo contacto personal, permaneciendo a los seis pies recomendados de cualquier persona sospechosa de tener síntomas similares a los de la gripe. Evite instalaciones médicas y hospitales a menos que sea absolutamente necesario durante esta temporada de preocupación elevada.
  • No comparta alimentos o bebidas con otros. Si bien ésta es siempre una buena práctica, es aún más importante en momentos como estos.
  • Permanezca en casa si se enferma. Los que han sido diagnosticados con gripe o tienen síntomas similares a los de la gripe (fiebre, tos, congestión nasal, dolor de garganta o falta de aliento) no deben estar fuera de la casa o cerca de otras personas.
  • Háganos saber si está enfermo para que podamos orar por usted o ayudarlo, según sea necesario. Visite fcbc.life/oracion.


Este no es un momento de pánico, sino de confianza. No importa por lo que estemos pasando el Señor, es nuestro "amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones” (Salmo 46: 1). Por lo tanto, alentamos a todos a mantener la calma, mientras tomamos los pasos necesarios para minimizar el riesgo. Finalmente confiamos en el Señor, aunque debemos tomar decisiones responsables para cuidar el rebaño. Evaluaremos estas políticas diariamente y comunicaremos ajustes futuros cuando sea necesario. Publicaremos actualizaciones en nuestra página de Facebook y aquí en el sitio web de nuestra iglesia.

Información Adicional